LA MUJER SABIA EDIFICA SU CASA



El Señor nos manda a edificar nuestra casa y nos dice que para ello debemos ser sabias.  ¿Seremos nosotras realmente sabias al edificar la casa?

Por otro lado nos exhorta a ser virtuosas.

Al ver tantos hogares destruidos me  pregunto , ¿Será que la mujer  no esta actuando sabiamente?

Una mujer virtuosa es una sabia administradora.

Administraba bien su tiempo. Es fácil leer Proverbios 31 y concluir en que esa mujer que describe la Biblia  nunca deja de trabajar. Evidentemente, ella tenía una espléndida relación con su esposo. Leemos que él tenía plena confianza en ella, porque “le da bien y no mal todos los días de su vida”. Esta mujer no era solamente una dínamo bien vestida en constante movimiento. Le tomó tiempo edificar relaciones y tener la bondad en su boca.

Administra bien sus recursos. Ella sabía que lo que realmente importa no es cuánto tiene sino cuán bien administra lo que tiene. Su esposo podía confiar en que no se hundirían financieramente por el uso de las tarjetas de crédito.

Una mujer virtuosa administra sus propios dones y habilidades sabiamente. A veces, cuando leemos Proverbios 31, parece como si lo hiciera todo. Pero no es así. Conforme al versículo 15, tenía criadas que le permitían concentrar sus esfuerzos en el ámbito de sus habilidades. Vemos su lado empresarial cuando salía de la casa y se ocupaba de los bienes raíces y la manufactura. Esta mujer tenía dones que usaba fuera de su casa.

Además es una sabia consejera: "Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua".

La clave se encuentra en la última parte del versículo 30: "…La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada".

¿Qué relación tiene esto? En Proverbios 9:10:

"El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia".

La mujer virtuosa tenía temor de Jehová. Aquella era la fuente de sabiduría, su talento para vivir, lo cual podía transmitir por medio de sabios consejos.

¿Qué significa ser una mujer virtuosa? Significa ver los cientos de decisiones que tomamos cada día desde el punto de vista de Dios. Significa tomar esas decisiones con una amplia perspectiva. Significa vivir delante del Dios eterno. Significa que cada paso que demos este dirigido por Dios.  Ser una mujer que tenga temor de Jehová es  una decisión para tomar. La buena noticia es que con la ayuda de Dios podemos llegar a ser mujeres que vivan la vida con un talento divino.


 
©

Iglesia Cristiana Maranatha Puerto Ordaz - Venezuela. Todos los Derechos Reservados. | Contacto