MUJER RENCILLOSA E IRACUNDA


Proverbios 21:19


¿Por que será que el Señor es tan drástico con nosotras?  Nosotras deberíamos aprendernos  estos  cuatro versículos de memoria  para que no actuemos como una gotera, como una rencillosa y como una iracunda...

Prov. 19:13b "Gotera continua son  las contiendas de la mujer."

Prov. 27:15-16 "Gotera continua en tiempo de lluvia y la mujer rencillosa, son semejantes; pretender contenerla es como refrenar el viento, o sujetar el aceite con la mano derecha."

Prov. 21:9 y 25:24 "Mejor es vivir en un rincón del terrado que con mujer rencillosa en casa espaciosa."

Prov. 21:19 "Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda."

Las rencillas son consecuencia del orgullo herido. Una mujer rebelde se siente permanentemente tocada en su autoestima. Su reacción son las palabras y actitudes violentas. Por casi cualquier motivo, ella provoca una disputa. Él, en un comienzo, cede ante su esposa para evitar el choque, pero finalmente se cansa, y responde. El hogar se transforma en un campo de batalla en que las palabras hirientes, cual flechas, van y vienen buscando el blanco.

En este ambiente, los hijos son desdichados testigos de estas batallas  y recibirán las consecuencias.

La mujer  rencillosa  e iracunda  estoy segura,  que  pensará que el marido no es digno de que lo atienda.

Si ella lo atiende, será con indiferencia. Constantemente buscará y hallará  la forma de evadirlo, y de no cumplir su deber conyugal.

Esta mujer utilizará la manipulación para obtener el control.  Utilizando las rencillas, los desprecios, los propios hijos, y otros muchos recursos, causará tal agobio en el marido, que él sólo querrá la paz.

Y el precio de esa paz puede ser el gobierno de la casa.  Esto traerá como resultado una inversión de los roles. El marido puede llegar a ser apenas uno más entre los hijos. Así se ha instaurado el matriarcado.

Ella está contenta, el marido, resignado, pero ¿y el Señor?

Y en otro caso como ya estamos viendo en cantidades puede sobrevenir el divorcio.


 
©

Iglesia Cristiana Maranatha Puerto Ordaz - Venezuela. Todos los Derechos Reservados. | Contacto